Aterrador descubrimiento. La ONU pide prohibir las tareas escolares en todo el mundo.


Vivimos en un mundo moderno, nadie tiene duda de eso. Desde los alimentos hasta las relaciones humanas, todo ha sido tocado por la tecnología, excepto una cosa: la educación. 

Curiosamente, sin importar todos los avances tecnológicos, el sistema educativo sigue siendo el mismo que se utiliza desde hace más de 100 años. Esta puede ser la razón por la cual cientos de miles de niños en el mundo son injustamente diagnosticados con “déficit de atención”, pues ellos están acostumbrados a recibir información de manera más entretenida y dinámica, todo lo contrario a lo que se vive en las anticuadas aulas escolares. La educación actual se ha quedado muy atrás. 

Afortunadamente, existen algunos visionarios que con sus argumentos empujan al mundo hacia adelante, por ejemplo el profesor Harris Cooper de la Universidad de Duke, quien asegura que las tareas, entre otras prácticas educativas, son completamente obsoletas para los niños del presente. 



El profesor Cooper realizó un estudio muy revelador. Durante muchos años, analizó el desempeño de distintos alumnos, algunos fueron cargados con tareas y los otros no. Curiosamente, no encontró diferencia alguna entre el aprendizaje de los estudiantes. Esto sugiere que las tareas no son efectivas para aumentar los niveles educativos de los jóvenes. 

Aunado a esto, la maestra Etta Kralovec de la prestigiosa Universidad de Arizona, declaró ante una convención internacional que “las tareas resultan ser contraproducentes para el alumnado”, pues según sus estudios, los alumnos que tienen que invertir más de 2 horas extras de su horario de clases habitual, para realizar tareas, suelen ser más irritables y manifestaron un peor desempeño en sus estudios. En otras palabras, las tareas excesivas tienen repercusiones directas en el carácter de los alumnos. 

Sin duda, el mundo ha cambiado y es necesario que el sistema educativo lo haga también. Los jóvenes de ahora, están acostumbrados a recibir información de una manera mucho más acelerada que las personas de otros tiempos, es por eso que a la mayoría les cuesta mucho trabajo mantener la atención en una maestra, cuya técnica de aprendizaje se basa en un pizarrón y en la memorización de datos específicos. 

Es necesario que las autoridades empiecen a tomar cartas en el asunto, pues la educación es vital para el correcto desarrollo de los jóvenes, y si no la logramos modernizar, vamos a maleducar a muchas generaciones que no tendrán lo necesario para enfrentarse a la vida y al mundo laboral. 



Afortunadamente, hace un par de meses, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizó un simposio cuyo principal tema a tratar era la educación. En esta “mesa redonda” internacional, se tocaron temas de mucha importancia, como la implementación de nuevos sistemas educativos, el uso de la tecnología para la educación y la abolición de los sistemas antiguos y anticuados, como las tareas. Por lo que se sabe, estos organismos internacionales están trabajando en una propuesta que publicarán en distintas revistas científicas relacionadas con el tema, por lo que esperamos que en un futuro muy próximo, los jóvenes empiecen a beneficiarse de una educación diseñada especialmente para las nuevas generaciones. 

Si el mundo necesita humanos mejores ¡Mejoremos la educación! 



Recomendados